Teléfono: 639653983   Mail:

 

Su compra
Carro vacío

LOS ADITIVOS

                 

El término "ADITIVO" suele usarse de manera incorrecta ya que se entiende por tal todo producto que se añade a los líquidos o fluídos de los sistemas mecánicos.


En realidad los aditivos son solo los productos que añadidos generalmente al aceite o al combustible mejoran sus propiedades o les dan características nuevas. En éstos casos el aditivo como tal, y por tanto sus beneficios, desaparece cuando el combustible se consume o el aceite u otros fluídos se sustituyen, debiendo por tanto el aditivo ser repuesto de manera regular. No hay que olvidar que un buen aditivo mejora notablemente las características del producto al que se añade.

De la misma manera que cuando compramos un vehículo le añadimos algún equipamiento adicional que mejora la calidad final, esa misma mejora se hace en el aceite o los combustibles con aditivos de calidad contrastada como los que fabrican ART y BARDAHL

Como ejemplos de aditivos para el aceite podemos señalar el B2 Oil Treatment, Long Life, y Maxicompressión, y para el combustible lo son el Octane Booster, Cetane Booster y BSF.

                                  

Hay otros productos que también se añaden al vehículo, pero que no son estrictamente aditivos ya que no mejoran ni el aceite ni el combustible ni otros líquidos, pero la única manera de conseguir que cumplan su función (tapar fugas, limpiar inyectores, disminuir fricción, limpiar filtros de partículas, etc...) es mezclándolos con los fluídos del vehículo para que lleguen hasta la parte del motor donde tienen que hacer su función. Así los hay que se mezclan con el anticongelante (Tapafugas de radiadores y Limpiador de radiadores), con los liquidos de dirección asistida (Tapafugas de Dir. Asis.), con la valvulina de las cajas de cambio (Tapafugas de Caja Cambio Manual, Ceramic Cambio), con el combustible (Eixut Gasolina, Eixut Diesel, Limpiainyectores Gasolina, Limpiainyectores Diesel, EGR Aditive) con el aceite (Ceramic Motor, Tapafugas de Motor, Engine Flush, etc... También lo son los Kits que os presentamos: Kit Bardhal de limpieza de EGR. Kit Bardahl de Reducción de Gases y Kit ART de Reducción de gases ITV.

 

Hay quien de manera sistemática es contrario a la utilización de los aditivos porque piensa que el vehículo va perfectamente tal y como sale de fábrica. Ello es cierto solo en los primeros meses de vida, ya que el paso del tiempo, los kilómetros realizados y la manera de conducir degradan, de manera más o menos intensa, los sistemas del vehículo sin que el rendimiento que tiene sea ya el original. No nos damos cuenta de ello porque el deterioro en el funcionamiento es progresivo, pero cuando en un coche se hace una buena limpieza de inyección o se añade un reductor de fricción interna que suaviza el arranque, o un incrementador de compresión que le de más potencia el usuario nota la mejoría de manera inmediata alargando la vida del vehículo y mejorando sus prestaciones y rendimiento. Por otro lado hay que tener en cuenta que los aceites "normales" y los combustibles de uso genérico que suministran las gasolineras SIEMPRE son susceptibles de mejorar su calidad con el beneficio que eso tiene para el usuario.

 

                                  

Es cierto que hay muchos productos en el mercado y la calidad de las distintas marcas no siempre es la misma, por eso es el propio comprador el que debe utilizar productos de marcas constrastadas cuya calidad quede fuera de toda duda y que han sido probados de manera exhaustiva por el propio fabricante, el distribuidor y otros usuarios de manera que no solo tengan los efectos deseados sino que no provoquen averías ni problemas. Como norma general las mejores calidades suelen tenerlas los productos diseñados para uso profesional aunque puedan ser utilizados con la debida información técnica por cualquier usuario.